¿Qué es la eyaculación rápida o precoz?

Hace algunos años, una película cómica de Hollywood, tocó abiertamente el problema de la eyaculación rápida o “precoz”, cuando uno de sus personajes, un adolescente de último año del colegio, iba a experimentar su primera relación sexual con una compañera. Llegado el momento, el personaje representado por el actor Jason Biggs, tuvo una eyaculación rápida antes de la penetración mientras todo era transmitido en vivo por internet. De esta manera la película “American Pie” (Zide, Moore, Perry, Weitz, C. y Weitz, P, 1999) ponía en discusión no solo dilemas éticos y culturales de la “generación del internet”, sino también de la eyaculación rápida, situación que marcó la vida del personaje a lo largo de la serie de películas que siguieron.

Una teoría que estudia el origen de las especies, plantea que el coito en especies previas al hombre era breve (menos de 10 segundos) dado el riesgo de morir en garras de los depredadores. Se plantea entonces que el hombre tiene esta “marca genética” que puede ser modificada por el tiempo y el aprendizaje del sujeto y por ello se plantea que el control de la eyaculación es una respuesta aprendida con una gran influencia sociocultural.

Bonobos - Fundación Clínica del Norte

El bonobo (pan paniscus) también llamado chimpancé pigmeo es una de las dos especies que componen el género de los chimpancés. Se caracteriza por la tendencia a que sus individuos andan erguidos en ocasiones, por su cultura matriarcal e igualitaria y por el papel preponderante de la actividad sexual en su sociedad.

De otro lado, los avances sociales, políticos y culturales del siglo pasado, han permitido que la mujer haya logrado un papel protagónico nunca visto en la cultura occidental, generando cambios y avances en su participación en las relaciones sociales y por supuesto sexuales. De tal modo, que teniendo en cuenta la necesidad de estimulación y la velocidad con la que la mujer responde sexualmente y logra el orgasmo, exige a su vez que su pareja masculina tenga la calidad sexual y una duración suficiente como para lograr la satisfacción mutua. De no ser así, la salud sexual de la pareja e inclusive la convivencia pueden resultar gravemente lesionadas.

La eyaculación rápida es un problema sexual bastante frecuente, que puede aparecer a cualquier edad y puede empeorar con el tiempo. En general, 1 de cada 3 hombres ha reportado que ha sufrido esta afección en alguna ocasión (no necesariamente de forma permanente). Esta disfunción no la curan ni la edad ni el tiempo, ambos lo complican y se pueden asociar además a disfunción eréctil o conductas de evitación sexual. Ocurre cuando un hombre al tener relaciones sexuales, eyacula  antes de lo deseado por él o por su pareja.

Rápida o ¿precoz?

Si bien, el nombre más común y resonante en medios e inclusive dentro de la comunidad médica es eyaculación “precoz” (previamente definido por la OMS y la Federación Latinoamericana de Sociedades de Sexología y Educación Sexual), la Academia Internacional de Sexología Médica denomina este trastorno como “Eyaculación Rápida o ER”. También se denominó eyaculación “prematura” por el Manual Diagnóstico de Enfermedades (DSM-IV).

Flash eyaculación rápida o "precoz" - Fundación Clínica del Norte

Criterios para el diagnóstico

El diagnóstico no está estandarizado, ya que se deben considerar varias cosas. Cuando se trata de una situación ocasional (poca frecuencia) no es motivo para preocuparse, pero sí:

  • Sucede siempre o casi siempre en menos de un minuto después de la penetración (o inclusive antes de la penetración),
  • Nunca o casi nunca se es capaz de retardar la eyaculación al tener relaciones sexuales o incluso la masturbación.
  • La eyaculación rápida genera ansiedad, angustia o frustración y por ello se tiende a evitar la intimidad sexual

Si presenta una de las características antes mencionadas, podría tratarse de un caso de eyaculación rápida (criterios diagnósticos de la Sociedad Internacional de Medicina Sexual – ISSM).  Las causas de ello, pueden ser de origen psicológico o biológico y es una afección frecuente que tiene tratamiento bien sea con medicamentos, asesoría psicológica y sexual (técnicas que retardan la eyaculación) o una combinación de todas, para así permitir mejorar la vida sexual personal y de la pareja.

Es necesario entender, que el tiempo de latencia intravaginal hasta la eyaculación (IELT), es decir, el tiempo en el que la mayoría de los hombres eyaculan después de la penetración vaginal se encuentra en promedio entre 3 y 6 minutos. Se considera una eyaculación como rápida si se produce antes de un minuto y una eyaculación rápida probable si el IELT está entre 1 y 1,5 minutos.

Definiciones

  • Eyaculación rápida permanente: cuando ocurre antes de un minuto. Se ha presentado desde siempre y probablemente es de causa genética o neurobiológica.
  • Eyaculación rápida adquirida: el hombre ya ha tenido relaciones sexuales sin el evento y empieza a ocurrir de cierto momento en adelante. Puede ser psicológica o somática.
  • Eyaculación rápida natural variable: solo en determinadas ocasiones se produce. Puede diagnosticarse como una variante normal.
  • Disfunción eyaculatoria prematura: es de origen psicológico y ocurre cuando hombres que son considerados eyaculadores normales (de 3 a 6 minutos, incluidos los que duran más de 10 minutos) consideran y se quejan de que sienten que eyaculan rápidamente, a pesar de la normalidad de sus tiempos.

Muchos hombres creen que tienen síntomas de eyaculación rápida, pero los síntomas no cumplen con los criterios de diagnóstico. En cambio, estos hombres podrían tener eyaculación rápida variable natural, que comprende períodos de eyaculación rápida y períodos de eyaculación normal.

Clasificación

La clasificación puede darse en tres escenarios diferentes según la causa (orgánica o psicógena), la presentación clínica o la gravedad tal como se presenta en las siguientes tablas:

ClasificaciónCausa
Orgánica o biológicaConstitución neurológica
Enfermedad física
Post-traumática
Asociada a fármacos o tóxicos
PsicógenaConstitucional psicológica
Por trastorno psicológico
Por discordia con la pareja
Inhabilidad psicosexual
ClasificaciónSegún la presentación clínica
CronologíaPrimaria (desde siempre)
Secundaria (adquirida)
TemporalGeneral
Situacional
ClasificaciónSegún la gravedad
Leve o Grado ILuego de la penetración y escaso número de movimientos coitales
Moderada o Grado IIInmediatamente luego de la penetración
Grave o Grado IIIAntes de la penetración o en ausencia de erección

Clasificaciones de le Eyaculación Rápida. Cedrés S. Reseña clínico terapéutica de la eyaculación precoz, 2011. Disponible en: http://www.plenus.com.uy/docs/cientificos/Trastornos%20Eyaculatorios.pdf [Consultado el 27/01/2020]

¿Cuándo consultar al médico?

Dado que es un problema que puede tratarse, a pesar de la ansiedad o vergüenza que pueda generar el solo pensar en consultar, es importante buscar ayuda médica, cuando el hombre considere que eyacula antes de lo deseado la mayoría de las veces en las que tiene relaciones sexuales con su(s) pareja(s), todo ello con miras a mejorar su salud sexual y la de su pareja.

¿Cuáles pueden ser las causas?

Las causas son diversas y pueden ser biológicas u orgánicas (del cuerpo) o psicológicas (mentales) y algunas veces, una mezcla de ellas.

Causas psicológicas y psicosociales

  • Experiencias sexuales tempranas: inicio a temprana edad o con prostitutas.
  • Haber sido víctima de abuso sexual
  • Problemas de imagen corporal: sentirse feo o desagradable para la pareja sexual.
  • Depresión
  • Preocupación por la eyaculación rápida: “¿Dónde me pase ahora, … qué va a pensar de mí?”.
  • Sentimientos de culpa que aumentan tu tendencia a apresurarte durante los encuentros sexuales
  • Ansiedad: Muchos hombres con eyaculación rápida también tienen problemas de ansiedad, ya sean relacionados específicamente con su desempeño sexual o con otros asuntos.
  • Problemas de pareja: Si previamente en las relaciones sexuales no se había presentado la eyaculación rápida o sucedió pocas veces, es posible que los asuntos entre la pareja contribuyan a que se presente el problema.

Causas biológicas u orgánicas

  • Disfunción eréctil: al sentir ansiedad por lograr o mantener una erección cuando se tienen relaciones sexuales, podría formar un patrón de conducta por el cual se apresuran a eyacular, lo que puede ser difícil de cambiar.
  • Problemas de la glándula tiroides: hipertiroidismo o hipotiroidismo
  • Problemas de otras hormonas
  • Varicocele: várices de los testículos
  • Infertilidad en la pareja
  • Inflamación e infección de la próstata o de la uretra
  • Cuestión hereditaria

Complicaciones

La eyaculación rápida o “precoz” puede causar problemas en la vida personal como:

  • Estrés o ansiedad personal.
  • Problemas en las relaciones de pareja.
  • Problemas para la fecundidad (si la eyaculación no se produce dentro de la vagina).

¿Cómo se hace el diagnóstico?

La evaluación puede iniciar con el médico de familia. Al consultar, el médico va a preguntar sobre la vida sexual, nivel de estrés, pensamientos de angustia o tristeza, los antecedentes de salud (enfermedades, medicamentos, uso de drogas, alcohol o cigarrillo) y una exploración física.

Después de la evaluación inicial y definir la presencia de factores de riesgo y posibles causas (por ejemplo enfermedades o toma de medicamentos) posteriormente podrá remitir al especialista en medicina interna, urología, sexología, psiquiatría u otra(s) que considere pertinente, muchas veces se requiere de la participación de varias especialidades al mismo tiempo. Igualmente, considerará la necesidad de exámenes de sangre adicionales u otras pruebas (incluida la evaluación psicológica o psiquiátrica).

¿Qué tratamientos hay para la eyaculación rápida?

Las opciones de tratamiento frecuentes para la eyaculación rápida incluyen técnicas relacionadas con la conducta (psicoterapia), anestésicos tópicos, medicamentos y asesoramiento psicológico. Encontrar el tratamiento o la combinación de tratamientos que funcione para persona puede tomar tiempo.

  • Ejercicios de suelo pélvico
  • Uso de preservativos que reduzcan la sensibilidad
  • Medicamentos
  • Asesoramiento psicológico
  • Terapia cognitiva conductual
  • Terapia sexual

¿Qué debo saber y hacer antes de consultar?

Es normal sentir pena o vergüenza al hablar de problemas sexuales, pero es común para los médicos, escuchar conversaciones y síntomas similares con muchos pacientes hombres, ya que la eyaculación rápida es una afección muy frecuente y puede tratarse.

Es necesario ir preparado para responder preguntas como:

  • ¿Con qué frecuencia tienes eyaculación rápida antes de lo que tú o tu pareja desearían?
  • ¿Cuándo fue la primera vez que experimentaste eyaculación rápida?
  • ¿Cuánto tiempo sueles tardar en eyacular una vez que empiezas a tener relaciones sexuales?
  • ¿Tienes eyaculación rápida solo con una pareja específica o con más parejas?
  • ¿Experimentas eyaculación rápida cuando te masturbas?
  • ¿Experimentas eyaculación rápida cada vez que tienes relaciones sexuales?
  • ¿Con qué frecuencia tienes relaciones sexuales?
  • ¿Cuánto te molesta o te preocupa la eyaculación rápida?
  • ¿Cuánto le molesta o le preocupa a tu pareja la eyaculación rápida?
  • ¿Qué tan satisfecho estás con tu relación actual?
  • ¿También tienes dificultades para lograr y mantener una erección (disfunción eréctil)?
  • ¿Tomas medicamentos recetados? Si la respuesta es sí, ¿qué medicamentos empezaste a tomar o dejaste de tomar recientemente?
  • ¿Consumes drogas de uso recreativo?

Igualmente es necesario conocer otras afecciones o enfermedades que sufras (ojalá llevar la historia clínica), incluidos problemas de salud mental y la fórmula de los medicamentos que usas o has recibido recientemente, es necesario incluir los productos de venta libre, “vitaminas o energizantes” o productos para “el vigor sexual” y los productos o medicamentos considerados como “naturistas u homeopáticos”.

Como es importante salir adecuadamente informado acerca de la condición, algunas preguntas para el médico pueden ser:

  • ¿Cuál puede ser la causa de la eyaculación rápida?
  • ¿Qué exámenes me recomienda?
  • ¿Qué enfoque de tratamiento me recomienda?
  • ¿Qué tan pronto después de empezar el tratamiento puedo esperar una mejoría?
  • ¿Qué grado de mejoría razonable puedo esperar?
  • ¿Estoy en riesgo de que el problema vuelva a aparecer?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetó?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme o que puedan enviarme al correo electrónico?
  • ¿Qué sitios web me recomienda para consultar e informarme más?

Fuentes:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *