Hablemos sobre el epistaxis o sangrado por la nariz

“¿Es cierto que el paciente que tiene epistaxis (sangrado por la nariz), es porque tiene la presión arterial alta?”

La epistaxis es un problema común, que se presenta en hasta el 60% de la población general, la mayoría no requieren intervención pues se resuelven solos. Ocurre generalmente antes de los 10 años o entre los 45 y 65 años.

La causa más común es el trauma o la irritación de la mucosa nasal (algunos ejemplos son: un ambiente seco, habitaciones con calefacción no humidificada o el uso excesivo de inhaladores nasales para el resfriado o alergias). A veces puede asociarse con el consumo de medicamentos anticoagulantes, tumores de la nasofarínge, después de cirugías en la cabeza o el cuello o en raros casos asociado a algunas enfermedades de la sangre.

La relación entre hipertensión y epistaxis es incierta. Se han realizado varios estudios, pero estos no han podido confirmar la asociación. Algunos datos sugieren que la hipertensión crónica puede contribuir a prolongar el tiempo de sangrado.

Si usted o alguien que conoce tiene una hemorragia nasal, lo importante es saber cómo tratarla. Con el cuidado adecuado, la mayoría de las hemorragias nasales se detienen solas.

¿Qué debo hacer?

Lo recomendado es inclinarse hacia adelante y pinzar con dos dedos la punta de la nariz por 15 minutos, sintiendo que se comprime la zona media o tabique nasal; no se acueste ni tire la cabeza hacia atrás. Si continúa sangrando, repita nuevamente. Si después de 30 minutos no ha cesado, diríjase al servicio de urgencias.

¿Cómo puedo saber si una hemorragia nasal es grave? ¿Cuándo ir al médico?

  • Si dificulta mucho la respiración (es normal sentir cierta molestia).
  • Si sucede justo después de la cirugía en la nariz, o si sabe que tiene un tumor u otra lesión en la nariz, los senos paranasales o la faringe.
  • Si sucede después de un golpe.
  • Si no para el sangrado y usted usa anticoagulantes.
  • Si no cesa a pesar de las maniobras explicadas previamente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *