Lo que debes saber sobre la epilepsia

¿En qué consiste la epilepsia?

La epilepsia es una enfermedad que proviene del cerebro, caracterizada por comunicaciones anómalas entre grupos de neuronas que generan crisis.

¿Qué es una crisis?

Una crisis (o convulsión) consiste en la aparición de movimientos o sensaciones (llamadas auras) generadas por comunicaciones anómalas entre grupos de neuronas en el cerebro. Pueden ser focales (una región del cerebro se activa y genera la crisis) o generalizadas (los dos hemisferios del cerebro se activan sincrónicamente).

Las crisis focales se pueden manifestar de muchas formas:

  • Auras: sensaciones que no corresponden con lo que está ocurriendo externamente al paciente. Algunos ejemplos son la visión de objetos que no están presentes, la sensación de que algo ya se vivió, escuchar sonidos que no están en el ambiente.
  • Automatismos: movimientos como saborearse, masticar, tocarse la ropa repetidamente.
  • Posturas y movimientos anormales: presentación de “brincos” repetidos en una extremidad, contracción de un lado de la cara seguido de brincos en el brazo del mismo lado, entre otras.

Por otra parte, las crisis generalizadas pueden verse como la clásica convulsión o “ataque”, donde el paciente se pone rígido en todo su cuerpo y posteriormente puede presentar “brincos” de las cuatro extremidades. También puede verse como ausencias, donde el paciente se ve “como ido”, desconectado de la actividad que ocurre a su alrededor por pocos segundos; o como mioclonías, con “brincos” de muy corta duración en ambos miembros superiores, que a veces hacen que los pacientes suelten los objetos que tienen en las manos, y son mal interpretados como “torpeza”.

¿Cuál es el tratamiento de la epilepsia?

El 70% de los pacientes con epilepsia logran controlar completamente su enfermedad tomando un medicamento anticonvulsivante como la fenitoína o el ácido valproico. El 30% restante requiere usar más de un medicamento para mejorar, o en casos seleccionados se puede realizar una cirugía que ayude a controlar las crisis.

¿Qué limitaciones tienen los pacientes con epilepsia?

Los pacientes con epilepsia, contrario a la creencia popular, en su mayoría tienen una capacidad intelectual normal y pueden llevar una vida como la de cualquier otra persona, estudiar, trabajar, tener una familia y una pareja. Hay pocas limitaciones, entre ellas las más importantes son evitar conducir vehículos si las crisis no están controladas, por el riesgo que puede representar una convulsión mientras se maneja; no practicar deportes de riesgo, por las dificultades que trae el rescate de un paciente con epilepsia si presenta una crisis mientras se está haciendo paracaidismo o buceando.

Por lo demás, un paciente con epilepsia puede llevar una vida tan normal como la de cualquier otra persona sin la enfermedad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *