¿Necesito una radiografía u otra prueba si tengo dolor de espalda baja (lumbar)?

Las pruebas de imagen, como las radiografías, tomografías o resonancias, crean imágenes del interior del cuerpo, y permiten ver ciertas estructuras internas de la espalda, en este caso de la zona lumbar.

  • Radiografía o rayos X: son buenos para mostrar huesos y grandes estructuras internas, pero no son buenos para mostrar problemas con los “tejidos blandos”. Los tejidos blandos incluyen los músculos y los discos de goma que se encuentran entre cada uno de los huesos de la columna vertebral. Una radiografía puede mostrar si tiene huesos rotos (fracturas) o si están fuera de lugar, también a veces se ven signos de ciertos tipos de tumores o infecciones. 
  • Tomografías computarizadas: son un tipo especial de rayos X donde evidencian más detalles que la prueba anterior, pero expone el cuerpo a mayor radiación y la tarifa es más elevada. Muestran lo que se vería en los rayos X y también algunos detalles sobre los tejidos blandos.
  • Resonancia magnética: se realiza con potentes imanes, muestra más detalles sobre los tejidos blandos que los anteriores y la tarifa es aún más elevada; en las resonancias contrastadas, se inyectan medios de contraste (sustancia administrada por vía intravenosa, que en una imagen diagnóstica se muestra de un tono diferente al de los tejidos blandos) en una vena de la mano o del brazo, permitiendo ver con mayor claridad. Algunas personas no pueden realizársela porque tienen dispositivos implantados en su cuerpo que se verían afectados por el imán o en el caso de las contrastadas por los efectos adversos que genera en los pacientes con fallas renales.

¿Necesito una prueba de imagen si tengo dolor lumbar o dolor de espalda baja?

Generalmente, no necesito una radiografía, tomografía o resonancia si tengo dolor lumbar. La mayoría de los casos de dolor de espalda, incluso si el dolor es intenso, no son causados por nada grave y el dolor desaparece por sí solo o con un manejo simple.

Si consulta al médico, no solicite o espere hacerse una prueba de imagen de inmediato, a menos que tenga uno de los síntomas que se describen a continuación.

¿Quién debería tener pruebas de imagen?

  • Las personas que han tenido dolor durante 4 a 6 semanas sin mejoría.
  • Quien haya tenido un accidente o lesión grave recientemente, como un accidente automovilístico o una caída grave.
  • Mayores de 65 años.
  • Cuando se acompaña de fiebre inexplicable o pérdida de peso.
  • Las personas que toman medicamentos llamados “supresores inmunitarios” o medicamentos llamados “esteroides”.
  • Quien tenga historial de cáncer (a excepción del cáncer de piel, diferente al melanoma).
  • Uso de drogas inyectadas, como la heroína.
  • Personas con osteoporosis.
  • Presencia de debilidad en las piernas o dificultad para controlar la orina o las deposiciones.

Los estudios de imagen no son inofensivos, pues dan mucha radiación a los órganos pélvicos (ovarios o testículos), demasiada radiación puede dañar los tejidos al cambiar la estructura de las células y dañar el ADN. Esto puede causar serios problemas de salud, incluyendo el cáncer.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *