¿Qué debe saber sobre los antibióticos?

Los antibióticos son medicamentos que ayudan a combatir infecciones causadas por bacterias. Si ocurre una infección bacteriana grave, los antibióticos nos pueden salvar la vida, pero debido al uso indiscriminado que le dan (muchas personas los usan muchas veces cuando no son necesarios, por ejemplo, en procesos gripales), se genera un problema muy grave llamado “resistencia bacteriana a los antibióticos”. Quiere decir que las bacterias que han sido expuestas a un antibiótico cambian genéticamente (mutan) y ahora resisten el efecto del medicamento, es decir, no tiene efecto en estas bacterias.

El gran temor dentro de la comunidad es que muy pronto existan infecciones que no respondan a ningún antibiótico y, por ende, sus infecciones provoquen la muerte de una gran parte de los seres humanos.

¿En qué casos son útiles los antibióticos?

Solo si su médico lo prescribe.

Algunas infecciones bacterianas comunes que se tratan con estos medicamentos incluyen: la neumonía (una infección en los pulmones), infecciones del tracto urinario, infecciones sexualmente transmitidas (como la gonorrea, la clamidia o la sífilis).

¿En qué casos NO son útiles los antibióticos?

NO deben usarse antibióticos en:

  • Resfriado común y gripa, ya que son causadas por virus.
  • Dolor de garganta, generalmente es un virus.
  • Sinusitis con duración menor de 10 días, no debe tomar antibióticos a menos que además tenga fiebre alta y SOLO SI LO MANDA EL MÉDICO.

La gente frecuentemente, tras tomar antibióticos, piensa que le sirvieron porque sus síntomas mejoraron; el problema es que los síntomas mejoran con o sin el antibiótico, pues estas enfermedades se resuelven solas entre 5 a 10 días.

¿Cuál es el riesgo de tomar antibióticos?

  • Causan efectos secundarios, como náuseas, vómitos y diarrea.
  • Puede haber alergias que van desde manifestaciones leves como sarpullido y comezón hasta ser muy graves que pueden poner en peligro la vida.
  • Generar resistencia: Tomarlos cuando no son necesarios les da a las bacterias la posibilidad de adaptarse para que los antibióticos no les hagan daño más adelante. Las personas que tienen infecciones causadas por bacterias resistentes a los antibióticos con frecuencia deben recibir tratamiento en el hospital, con varios antibióticos diferentes, y hasta pueden morir de esas infecciones, porque no hay ningún antibiótico que las cure.

Si tiene una infección causada por una bacteria, es posible que su médico estudie primero que bacteria es y qué antibióticos pueden combatirla. Para eso, realiza un “cultivo” de la bacteria. Sin embargo, los cultivos pueden ser inútiles en una persona que ya comenzó a tomar un antibiótico y esto afectaría más adelante el tratamiento.

¿Qué puedo hacer para disminuir la resistencia a los antibióticos?

  • No compre en la farmacia (no se auto medique) ni pida al dispensador farmacéutico que le “recete” un antibiótico, ya que ellos no han estudiado para ello (de hecho, ni siquiera lo revisan).
  • No presione al médico para que le recete antibióticos si él cree que no los necesita.
  • Si se los receta, tómelos hasta terminarlos (no los suspenda porque ya se siente mejor), siguiendo exactamente las indicaciones. No se pase las dosis.
  • No recomiende a otra persona los antibióticos que le han mandado a usted.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *