¿Qué es la EPOC?

La EPOC es una sigla que significa Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. Es una enfermedad pulmonar producida generalmente por la exposición a humos tóxicos como el humo del cigarrillo o tabaco, humo del carbón o la leña e inclusive los humos tóxicos ambientales, que origina una inflamación crónica en las vías respiratorias, haciendo que se obstruya la salida de aire desde los pulmones, sobre distendiéndolos y dañando las zonas más pequeñas encargadas del intercambio de oxígeno, y esto a su vez genera progresivamente mayor dificultad para respirar.

Sus síntomas son dificultad para respirar o sensación de que le falta el aire (sobre todo cuando camina o hace alguna actividad), tos con o sin flema y ocasionalmente silbido al respirar.

A parte de los síntomas, la enfermedad se puede diagnosticar por una prueba llamada espirometría, en la que el paciente respira por un tubo conectado a un computador que mide la resistencia y volúmenes en la respiración.  Se realiza con y sin inhalador broncodilatador (medicamento que abre las vías aéreas para permitir mayor entrada de aire). Las personas con asma suelen tener resultados normales después del inhalador, las personas con EPOC usualmente muy poco o nada.

En casos de crisis o cuando los síntomas se agravan y según considere el médico, se pueden mandar otros estudios, como una radiografía de tórax una tomografía de tórax de alta resolución (TACAR) o exámenes de sangre.

Las personas que padecen esta enfermedad aumentan el riesgo de tener infecciones en pulmonares (neumonía), deterioro grave de la respiración con necesidad de uso de un ventilador mecánico, problemas cardíacos y según la causa de la EPOC, cáncer de pulmón.

Es una enfermedad crónica (no tiene cura) que suele deteriorar la salud del paciente medida que pasa el tiempo, pero con el uso de ciertos medicamentos se puede controlar. Hay otras conductas que han demostrado evitar el avance de la enfermedad o sus complicaciones como dejar de fumar, vacunarse contra la influenza cada año y al menos 1 vez en la vida contra el neumococo.

Suelen haber crisis desencadenadas por abandono o mal uso del tratamiento, por infecciones virales o bacterianas, exposición a humos tóxicos, embolia pulmonar o problemas cardíacos las cuales van a requerir consultas por urgencias y hospitalizaciones si es el caso.

El tratamiento se basa en medicamentos broncodilatadores de vida media larga, de acuerdo con el proceso también esteroides (inhalados u orales) y en casos avanzados, el uso de oxígeno (permanente o intermitente) y rehabilitación pulmonar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *