Dolor en el pecho

El dolor en el pecho no siempre es equivalente a infarto del corazón, incluso la mayoría de las personas que consultan a urgencias por este síntoma no cursan con esta enfermedad. Muchas veces, puede explicarse por dolores musculares, reflujo, gastritis o ansiedad, pero lo ideal es no tomar riesgos, pues ocasionalmente las personas dan menor importancia a lo que sienten y demoran en pedir ayuda, lo que puede generar daños permanentes y graves en el corazón, e incluso, la muerte.  

Adicional al dolor en el pecho, hay otros síntomas que pueden presentarse durante un “ataque” al corazón. Además, es posible tener un infarto sin presentar dolor, esto puede darse en personas diabéticas o adultos mayores.

Es importante reconocer los síntomas del infarto del corazón:

  • Dolor, opresión o molestia en el pecho (generalmente al lado izquierdo o en el centro).
  • Dolor u hormigueo en los brazos (de predominio el izquierdo), la espalda, el cuello, la mandíbula o el estómago.
  • Sensación de falta de aire.
  • Náuseas, vómitos.
  • Sudoración.
  • Palpitaciones.
  • Mareos o desmayo.

Estos síntomas son más alarmante si duran varios minutos o si se repiten constantemente.

Al consultar al servicio de urgencias, si su médico considera que puede tratarse de un infarto, generalmente le solicitarán:

  • Electrocardiograma: mira la actividad eléctrica del corazón y puede mostrar cambios del infarto.
  • Pruebas de sangre: químicos liberados por el corazón que pueden ayudar a confirmar el diagnóstico (troponina), y otros para mirar si hay anemia, la función de los riñones, etc.

Si realmente tiene un infarto del corazón, le inician tratamientos para reducir la lesión y disminuir el dolor, según el tiempo que lleve y el riesgo que calculen los médicos, se programará para un cateterismo cardíaco. En esta prueba, el médico coloca un tubo delgado en un vaso sanguíneo de una pierna o un brazo, luego desplaza el tubo hasta el corazón, a continuación, inyecta en el tubo un tinte que aparece en las radiografías y permite ver si alguna de las arterias (vasos) del corazón está tapada.

Cuanto antes traten el infarto, mejor funcionará el tratamiento.

¡Cada minuto cuenta cuando se trata de mantener con vida el tejido del corazón!

2 comentarios
    • Fundación Clínica del Norte
      Fundación Clínica del Norte Dice:

      Hola Adriana, gracias por leernos. Cada sábado encontrarás nuevos temas que pueden interesarte. ¡Saludos!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *